Esa especie de rayito de sol…

Esa especie de rayito de sol, de calor que te alegra el alma aunque sea un poco, y aleja el frío, y te hace pensar que después de todo, bueno, aquí vamos a estar sólo un rato pero igual si nos abrazamos fuerte resulta que hasta  vale la pena… (Arturo Pérez Reverte)

Agosto, el mes en el que los campos se tostan por el sol, cuando la paja decora los eternos Campos de Castilla y las cigarras acompañan la siesta, trajo a nuestro hogar dos pequeñas hadas que habrían de cambiar nuestras vidas para siempre.

IMG_2230.jpg
El invierno de Guillermina

Cada una a su manera, tan diferentes, tan iguales. A cada rato peleadas pero eternamente juntas…

IMG_2180.jpg
El invierno de Guillermina

MARÍA. La niña tímida que jugaba sola en la guardería, es un alma libre, sereno, independiente… Hubo una época en la que nos tenía preocupados en exceso. Quizá temíamos que no fuese capaz de asentarse y mostrarse al Universo tal cual era ella. Cuán equivocados estábamos…

Este hada silencioso y pacífico ha establecido qué es lo que le gusta y lo que no. es capaz de hacer surf en las playas del Norte y de devorar libros en apenas días, horas. Con seis años leyó su primer libro escrito por Don Arturo Pérez Reverte y fue a saludarle en una firma de libros. Desde este momento quedó prendada por la historia, y sé que viajaremos juntas a Grecia en busca de Ulises, Ítaca y Troya. Será una Helena, que descubrirá el mundo, la luz de las estrellas y los vientos  que rigen el rumbo de los barcos con sus velas latinas bañadas por el sol del atardecer mediterráneo. Y Paris deberá simplemente acompañarla en su viaje, ser mero espectador de su belleza y templanza…

IMG_2986.jpg
Guillermina en las nubes

No es dada a mostrar de manera efusiva sus sentimientos pero llora al ver morir cualquier animalito. Y vive a su ritmo. Para ella no existen las prisas ni el reloj, es como una hoja caída durante el otoño, deslizándose río abajo, mansamente, en su camino hacia el mar y descubriendo a cada paso nuevas constelaciones que observar en las noches de verano, en su cielo del Norte, acompañada del cantar de los grillos, en  la quietud de la bruma asturiana.

IMG_0604.jpg
El invierno de Guillermina

 

INÉS. Hada pequeña, regordeta y risueña. Lleva en los ojos la luz de París y los colores de la India.

Sus risas y canciones llenan todos los rincones de la casa. Posee un carácter testarudo y rebelde, rebosa amor y lo regala a cada instante, mientras baila la última melodía grabada en su pequeña cabecita, coronada por un pelo rebelde e indomable.

Será bailarina y pintora. Lo sé, lo siento, y lo veo. Y soy feliz. Ella ha traído luz, color, ruido, risas y canciones. Está destinada a danzar bajo la Luna en la Fontana di Trevi y a interpretar a Edith Piaf en Montmartre…

IMG_1161.jpg
Guillermina en las nubes

Y ambas espero sepan mantenerse independientes de la marea de estupidez e ignorancia que asola el mundo. Mi intención no es la de dirigirlas, sino la de acompañarlas a través de los giros y tempestades que el Universo envía a cada espíritu, ya sea en este mundo, o en el otro…

IMG_1906.jpg
Guillermina en las nubes

En algún momento de su vida, adquirió la certeza, de que nadie es capaz de escarmentar en cabeza ajena, y de que en consecuencia, la única actitud digna y posible de un tutor era sentarse junto al objeto de sus cuidados, coger la mano y escuchar, con benevolencia infinita, la relación evolutiva de los amores y dolores, mientras la naturaleza seguía su curso inevitable y sabio…( La tabla de Flandes)

Feliz domingo…

Bso: the ludlows

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s